No cabe duda alguna de que la división deportiva de BMW ha hecho un excelente trabajo con el BMW M3 y el BMW M4 en todos los aspectos, pero tampoco cabe duda de que el preparador AC Schnitzer es una máquina de crear versiones de ensueño. Y eso es lo que ha hecho con estos dos modelos, sobre los que ha trabajado para mejorar el apartado estético y mecánico, en este segundo punto llevándoselos hasta los 510 CV de potencia con una interesante mejora, también, del par motor.

Arrancando por el exterior, AC Schnitzer ha retocado el parahoques frontal introduciendo un labio inferior y nuevos aletines, así como un difusor trasero en la zaga con dos alerones alternativos a los de fábrica, y por supuesto llantas también específicas. Pero había que cuidar las cifras, y para ello el preparador ha fabricado estos elementos en fibra de carbono. Por otro lado, también se ha trabajado en una suspensión rebajada en altura, concretamente de hasta 30 mm y hasta 15 mm en el frontal y la trasera, respectivamente, para mejorar su aerodinámica y respuesta en la conducción.

bmw m3 ac schnitzer

Mejoras mecánicas, también, en los BMW M3 y BMW M4

Y aunque con el mismo motor de seis cilindros en línea biturbo, AC Schnitzer, como ya comentábamos, ofrece en ellos una potencia de 510 CV. ¿Por qué? Porque también, además de en la suspensión y frenos con un reglaje más deportivo, se ha trabajado en la centralita electrónica y además se ha opti9mizado el sistema de escape. Mayor rendimiento en definitiva, con 79 CV y 95 Nm adicionales, pero también un sonido más bronco.

De esta forma, aunque no se han facilitado otros datos técnicos como la aceleración, es evidente que estamos ante modificaciones muy interesantes para ambos modelos que, en cualquier caso, ya de serie ofrecen unas prestaciones muy destacables.