Nissan también trabaja en su tecnología de conducción autónoma, y de momento la ha dado a conocer en sociedad de la mano del Nissan Serena, a pesar de que se estrenará con el Nissan Qashqai 2017 en el ámbito comercial. Todavía está en fase de desarrollo, bastante avanzada, pero esta tecnología apunta a ser bastante avanzada en relación a lo visto por parte de otros fabricantes del sector. Y cómo no, aunque sus rivales se estrenarán en berlinas de referencia, el mejor aliado de Nissan es su exitoso SUV.

La nueva tecnología de conducción autónoma de Nissan es una evolución de los sistemas anteriormente disponibles en el catálogo de la marca, y ahora es capaz de gestionar acelerador, freno y dirección en base a una serie de cámaras dispuestas en la carrocería del vehículo. Y ahora no son cámaras en color, sencillamente porque se garantiza una mayor precisión. Se pueden detectar las marcas viales, pero también el resto de vehículos en el entorno durante la circulación, y en formato tridimensional. Uno de los puntos clave es que ofrece un modo de seguimiento del coche que circula delante, algo que también ofrecían ya otros fabricantes.

Lo que no ofrece este sistema, si queremos verlo en perspectiva con el popular AutoPilot de Tesla, son las funciones de cambio de carril autónomo. Y según hemos podido conocer de forma adelantada, tal y como lo podemos ver en el vídeo anterior, ProPILOT llegará tal cual al Nissan Qashqai 2017. Por lo tanto, nada de accionar únicamente el intermitente y esperar a que el vehículo cambie de carril por sí solo cuando sea seguro, como ocurre en los modelos de Tesla. En cualquier caso, el resto de características sí que son prácticamente idénticas, salvando las distancias del hardware y software que utiliza Nissan y el de Tesla.