Durante setenta años, el Land Rover Defender se ha mantenido prácticamente igual que nació, y finalmente se ha cesado su producción recientemente. Sabemos que habrá sucesor del Land Rover Defender en 2018, se espera que se base en un prototipo que ya mostró la británica hace unos años, y aún así, el Defender original podría seguir fabricándose después de que un empresario británico se haya interesado en ello. Al parecer, ya está en conversaciones con el grupo Jaguar Land Rover.

Ha habido múltiples reacciones al cese de producción del Land Rover Defender, e incluso recogidas de firmas para que el modelo no se abandone, pero el grupo británico daba por concluida su fabricación recientemente después de 70 años y sin planes, nada más, que para un sucesor el próximo año 2018, que por el momento desconocemos si guardará o no el mismo nombre. Lo que sí sabemos es que, igualmente, tendrá formas muy rectas y las máximas aptitudes offroad de la gama de la marca británica, pero no será el Land Rover original.

land rover defender 2018

El Land Rover original ¿de nuevo a producción?

Mientras el resto del catálogo ha cambiado por completo en su línea, el Land Rover Defender se ha mantenido casi idéntico al lanzado hace 70 años. Algo parecido ocurre con Mercedes y su Clas G, aunque salvando las evidentes distancias de edad de ambos modelos, y por otro lado que el de Mercedes sí se sigue produciendo y no hay planes aún de abandonarlo. Son modelos de nicho muy cerrados, y que por otro lado plantean problemas de consumos y emisiones contaminantes. Aunque sigan teniendo demanda, sus cifras en estos puntos anteriores son una lacra para ambos fabricantes.

Eso sí, Jim Ratcliffe, empresario británico, considera que no se puede dejar de fabricar el Land Rover Defender original. ¿Por qué? Sus motivos tendrá, y en The Sunday Times han explicado que estaría ya en conversaciones con el fabricante de automóviles para quedarse con los derechos del modelo y mantenerlo en producción. Ahora bien, esto se puede hacer de muchas formas, y también hay varios motivos para que Land Rover no quiera hacerlo, sencillamente porque es un vehículo inevitablemente asociado a su marca. Cómo acabe esto ya lo veremos, pero como ya comentábamos sucesor del Land Rover Defender habrá, y llegará en 2018.