Lo ha desvelado la división americana de Kia Motors, en un vídeo del Kia Soul en que al final se puede leer claramente una mención a su versión Turbo que, por el momento, no existe. El archienemigo del Citroën C4 Cactus, el Renault Captur o el Nissan Juke, desde invierno de 2016 tendrá en catálogo un modelo turboalimentado que, eso sí, no parece que vaya a entrar dentro de la marca GT de Kia. Pero podemos esperar de él, en cualquier caso, que será una versión deportiva a todos los niveles.

Lo cierto es que el Kia Soul no tiene aspecto alguno de ser un modelo deportivo, ni de tener aspiraciones para ello, a pesar de que la experiencia de conducción es muy grata. Pero los modelos que se comercializan actualmente no están planteados para ello ni aerodinámica, ni dinámica y mecánicamente hablando. Pero apoyándose en el mismo motor 1.6 litros que ya utilizan otros modelos GT de Kia, y evidentemente con reglajes más preparados para ello, parece que se cumplirá lo que desde hace años se adelantaba con el Track’ster, un prototipo de la firma.

kia soul gt prototipo

Un Kia Soul GT con 180 CV sobre el 1.6 litros habitual

Con este mismo bloque motor de 1.6 litros de cubicaje, Kia ya ha desarrollado modelos con más de 200 CV de potencia como el Procee’d GT, pero también se ha mantenido en torno a los 170 Cv con la versión deportiva del Sportage. Y algo así es lo que se espera del Kia Soul GT con su bloque motor 1.6 litros turbo, que se mantenga en torno a los 180 CV de potencia. Y por otro lado, aunque la marca no lo ha confirmado aún, es previsible que se mantenga también con la transmisión automática DCT de siete velocidades.

Anteriormente, Kia ya mostró en el año 2012 algo parecido a este Kia Soul GT: el prototipo Track’ster que, sin embargo, superaba ligeramente los 240 CV de potencia. Evidentemente, proponer un Kia Soul con una potencia superior al Kia Procee’d GT tampoco tendría demasiado sentido.