Ya hemos hecho una prueba del Volvo XC90, con el que la sueca ha estrenado su nuevo lenguaje de diseño, y el paso siguiente son el Volvo S90 y el Volvo V90, los primeros en tomar como herencia todo lo estrenado por el todoterreno buque insignia del sello. Y antes de lanzarse a otros nuevos modelos, la marca ha decidido extender la gama actual con las versiones R-Design, es decir, los sabores deportivos de la nueva berlina y su carrocería familiar.

Todavía no hay versión Polestar, y es cierto que Volvo ha adelantado ya su próxima apuesta por los cuatro cilindros –es decir, motores más pequeños- y por la hibridación. Pero esto no quiere decir que no haya hueco para versiones deportivas, que es precisamente donde encajan estos dos nuevos R-Design.

volvo v90 r design

Los nuevos Volvo S90 y V90 R-Design se ven… y son más deportivos

No todo está en los cambios estéticos de las versiones R-Design, que como repasaremos a continuación ya son más deportivas a primera vista. No, porque según han explicado desde la compañía sueca, también se ha trabajado en una puesta a punto para ambos modelos de la que, aunque no tenemos detalles técnicos, sí sabemos que otorga más dinamismo y reactividad tanto al V90 como al S90. Y además de los cambios de diseño exteriores, sí, hay novedades en el interior.

interior volvo s90 r design

Las diferencias pasan por paragolpes específicos con una calandra alternativa para el frontal y un spoiler de aires deportivos, con sus faros antiniebla integrados. Además tenemos unas llantas únicas para los R-Design, de aleación con diseño alternativo y poco más ligeras. Esto, y que en el interior se han introducido nuevos acabados e iluminación anterior, además de que se han incorporado asientos deportivos, palanca de cambio y volante también deportivo. Eso sí, todavía tendremos que esperar a 2017 para poder hacernos con estas versiones, y de momento no han dado detalle alguno sobre el precio de los R-Design.