Un problema de corrosión ha hecho saltar las alertas. Según ha podido detectar la National Highway Traffic Safety Administration, de lo que AutomotiveNews se ha hecho eco, algo más de 300.000 vehículos de Kia han sido llamados a revisión por un fallo en el sistema de seguridad del capó de varios modelos. El problema se ha detectado en los Estados Unidos, y según explican puede provocar que el capó se abra en marcha.

No ha sido detectado por la propia Kia en sus pruebas de calidad y desgaste, sino por la National Highway Traffic Safety Administration, y ya han comenzado las llamadas a revisión para estos más de 300.000 vehículos con problemas de seguridad. El fallo en cuestión tiene que ver con el segundo de los dos pestillos de seguridad con que cuenta cualquier vehículo en el capó, y que en este caso perdería efectividad por problemas de corrosión, con el consiguiente riesgo para el conductor y los ocupantes por la posible apertura en marcha del capó.

kia sedona 2016

Más de 300.000 vehículos de Kia llamados a revisión

Afecta a todos los Kia Sedona desde junio de 2005 hasta agosto de 2012 en 27 estados, y la alerta ha llegado poco tiempo después de que se detecten también problemas de seguridad en otro modelo del fabricante, el Kia Forte, con algunos fallos en el sistema del cinturón de seguridad. Así, la lista de vehículos llamados a revisión por parte de la marca, afectados por diferentes cuestiones relativas a la seguridad del automóvil, alcanza ya un valor superior a las 300.000 unidades. En cuanto a otros mercados no se ha registrado problema similar, y en este caso las llamadas a revisión tienen que ver únicamente con los Estados Unidos. También se han visto afectados, en el mismo mercado, cerca de 80.000 de los nuevos Hyundai Tucson, que próximamente serán reparados de forma gratuita.