La hoja de ruta de Mercedes-Benz incluye un total de cuatro modelos eléctricos, y el primero de ellos llegará durante el próximo año 2018. Hablamos de eléctricos puros, motivo por el cual no habrá nada en estos términos hasta dentro de dos años, aunque la alemana ya tiene programado mostrar un prototipo de SUV eléctrico en el Salón de París 2016, durante el próximo mes de octubre.

De momento este SUV eléctrico será un anticipo del lenguaje de diseño que utilizará la marca para su gama de eléctricos, que podría seguir una línea paralela como los ‘BMW i’. Y además de esto, evidentemente, servirá también para conocer algunos años antes de que sea ‘tecnología final’, cómo Mercedes-Benz plantea su futuro dentro de la propulsión ecológica. Es decir, que veremos qué tecnología tienen en la casa alemana para aumentar la autonomía con respecto a la media actual, que evidentemente no se plantea como alternativa de los modelos de combustión interna.

suv electrico mercedes frontal

La aerodinámica será clave en los Mercedes-Benz eléctricos del futuro

Durante el año pasado, Mercedes ya mostró tecnología aplicada a la aerodinámica. En sus últimos prototipos hemos podido ver un diseño de carrocería en el que, de forma automática, el vehículo puede modificar ligeramente sus formas exteriores para mejorar la penetración en carretera, sencillamente reducir la resistencia generada por el propio aire. No obstante, evidentemente también las baterías eléctricas y sus motores tendrán que estar a la altura para prestar autonomías como la del Tesla Model X, que supera los 300 km.

¿Un Mercedes GLS eléctrico?

Respecto a este primer prototipo de SUV eléctrico, todavía no se sabe exactamente cómo será, pero las filtraciones apuestan a que será similar al GLS. Al menos en dimensiones, porque como ya comentábamos lucirá un nuevo diseño especialmente pensado para el futuro de los modelos ecológicos. Y en cualquier caso, es muy probable que días antes del Salón del Automóvil de París 2016 podamos ya ver alguna imagen de este prototipo, que se espera llegue al mercado en 2019.