¿Recuerdas el coche de Regreso al Futuro? Sí, el que conducía Marty McFly, preparado por ‘Doc’ como una máquina del tiempo. Pues si no lo sabías ya –que deberías-, el coche era real y se llamaba DeLorean DMC-12, y era un singular deportivo que, a pesar del éxito que consiguió gracias a la saga, en el mercado no triunfó de aquella manera. Sin embargo, los años lo han hecho famoso, tanto que vuelve a fabricarse tal cual era en los años 70, pero con el doble de potencia, cerca de 300 CV.

Hay un problema en eso de ‘fabricar un coche igual que en los años 70‘, y es que las diferentes normativas que afectan al sector han cambiado por completo. Hablamos de emisiones contaminantes y seguridad, por ejemplo, aunque hay algunos otros puntos que tener en cuenta. Ahora bien, se fabricarán pocas unidades para cumplir con las excepciones que contemplan la EPA y la NHTSA, y también porque se utilizarán incluso algunas de las piezas fabricadas como recambio para el modelo original, que aún se siguen vendiendo.

El DeLorean DMC-12 se vuelve a fabricar… ¡Regreso al Futuro!

De momento ya se ha confirmado que se retomará la producción en 2017, y se espera que ese mismo año arranque también la comercialización. Según los planes que se han hecho públicos, su estética será idéntica tanto en el diseño exterior como en el interior, aunque habrá cambios mecánicos para, como comentábamos, rondar los 300 CV de potencia sobre un bloque que, eso sí, aún no se sabe qué especificaciones cumplirá exactamente, aunque será sobre el V6 original que en aquel entonces entregaba 130 CV. Ahora bien, también se va a mejorar la carrocería, junto al chasis, para impedir la corrosión.

Los amantes de Regreso al Futuro, como podéis ver en el vídeo que acompaña a este artículo, sólo algunos, cuentan en su garaje con la joya de los años 70 que revivirá en apenas un año. Que si bien será un nuevo capricho para los amantes de esta saga de ciencia-ficción, no tendrá el mismo encanto que el modelo original, por cuestiones obvias.