En el Concorso d’Eleganza Villa d’Este 2016 la firma bávara ha presentado el BMW 2002 Hommage, un prototipo conceptual que retoma todos los rasgos de identidad del mítico BMW 2002 turbo aprovechando como base al recientemente estrenado BMW M2. Coincidiendo además con el primer centenario del fabricante, el ya clásico modelo vuelve a la vida con todo tipo de detalles realmente llamativos.

Para este prototipo la casa bávara trae un diseño claramente inspirado en el BMW 2002 turbo, con una generosa distancia entre ejes y voladizos cortos que, además de retomar esa estética que ofrecía el modelo original, también le otorgan una agilidad notable. Se ha trabajado en la carrocería con amplios faldones para el frontal y la zaga con tomas de admisión para la carga aerodinámica, y como no podía ser de otra manera encontramos en la delantera los colores identificativos de BMW Motorsport y la insignia turbo en la parte posterior.

BMW 2002 Hommage: un tributo a los 50 años del BMW 2002 turbo

Además de los motivos anteriores de celebración para BMW, también hay que recordar que el BMW 2002 turbo cumple 50 años. Por eso se ha querido retomar su agresivo y bajo frontal con forma de mandíbula de tiburón. Y por eso se ha trasladado también el diseño original a este tributo, que imita sus pasos de rueda abultados, y que hereda el listón cromado en la línea de cintura, aunque en este caso en tono negro. Además se han trasladado los faros de una forma casi directa.

Otros detalles del BMW 2002 Hommage son sus llantas de 20 pulgadas en dos colores, los spoilers frontal y trasero o el difusor trasero en fibra de carbono. Por las ‘Bodas de Oro’ del modelo, no obstante, también se han introducido detalles en color dorado para las pinzas de freno y el marco de los faros, entre otros, haciendo una evidente referencia a los 50 años del modelo.