De la cartulina pasamos a la tarjeta plastificada, y lo próximo es llevar el carnet de conducir en el móvil, nada de tarjetas físicas. Al menos eso es lo que se pretende en uno de nuestros países vecinos europeos, Reino Unido, donde el proyecto está llevándose a cabo y pasa ahora por una fase experimental. La idea, no obstante, es que por el momento el smartphone sea complementario a la tarjeta plastificada.

Decenas de aplicaciones y sistemas nos permiten ya llevar las tarjetas de crédito en el smartphone y olvidarnos de sus versiones físicas. A fin de cuentas, el móvil lo llevamos siempre encima y nos cuesta más olvidarnos de él que de la cartera, y tienen NFC para la transferencia de información con sólo acercarlo al chip correspondiente. ¿Problema? Sí, evidentemente, que se quedan sin batería y dejan de funcionar como cartera. Por eso, en Reino Unido plantean el smartphone, de momento, como complemento de la tarjeta física del carnet de conducir.

Dejaremos de llevar el carnet de conducir físico, será el propio móvil

 

Respecto a la tarjeta física, lo bueno que tendría llevar el carnet de conducir en el teléfono inteligente es que tendríamos copias contra el robo sincronizadas en la nube. Es decir, una vez que tienes registrados los datos de tu carnet de conducir en el móvil, se quedan guardados y no hay problema porque puedan robarnos el dispositivo físico, porque se pueden recuperar los datos desde otro smartphone. Ahora bien, esto también plantea problemas de seguridad, algo en lo que se trabaja aplicando capas de cifrado que impidan robar información y, como siempre, con bloqueos como la huella dactilar.

En cualquier caso, de momento no hay avances en España al respecto, aunque lo que ocurra en Reino Unido nos afecta en cierta medida. En este punto nuestro país tiene ciertas dependencias con Europa, luego quizá las novedades en el carnet de conducir digitalizado no vengan dadas por nuestro propio país, sino que nos lleguen desde fuera.