A la gama ya conocida del BMW Serie 7, la bávara le ha añadido un 3.0 litros de seis cilindros que alcanza los 400 caballos de potencia gracias a la tecnología BMW TwinPower Turbo, que a grandes rasgos se basa en la sobrealimentación con cuatro turbocompresores para una importante mejora de la entrega de potencia y, además, la eficiencia de su mecánica. Esto es lo que tienes que saber de los BMW 750d xDrive y 750Ld xDrive, que son los que reciben este nuevo motor.

Hablamos, como comentábamos, de un bloque motor de 3.0 litros de cubicaje dados por seis cilindros en línea. Una mecánica diésel que cuenta con la nueva tecnología BMW TwinPower Turbo, es decir, turbo multi-etapa con los ya mencionados cuatro turbocompresores y la inyección direca common-rail. Efectivamente, toda una proeza de la ingeniería alemana que catapulta a la berlina de representación hasta los 400 caballos de potencia y con otras varias cifras muy a tener en cuenta.

bmw twin power turbo

Mucha más potencia para el BMW Serie 7 diésel con BMW TwinPower Turbo

Con esta mecánica el BMW Serie 7 es capaz de completar ahora el 0 a 100 km/h en sólo 4,6 segundos. Es decir, que tenemos una reducción de 0,3 segundos respecto a los más potentes hasta ahora, porque como ya comentábamos se mejora la entrega de potencia con un cuatro turbocompresor. Pero además de los 400 CV, también tenemos que contar con un par máximo de 450 Nm que llega desde las 1.000 rpm. Eso sí, los 760 Nm de máximo los tenemos entre las 2.000 y 3.000 rpm.

La velocidad punta es de 250 km/h con limitación electrónica, como es habitual, y el motor viene asociado a la transmisión automática Steptronic con ocho velocidades. Pero tampoco hay que dejar de lado otros datos técnicos importantes, y es que el consumo se queda entre los 5,7 y los 5,9 litros a los 100 km, además de que las emisiones se han reducido de forma considerable.