El ‘Salón del Automóvil de Madrid’ ha cambiado por completo, ahora es una cita idónea para comprar coche nuevo y no sólo lo demuestra su cambio de filosofía, sino también los primeros resultados que están dando a conocer los fabricantes que allí expusieron sus nuevos modelos disponibles en el mercado e incluso prototipos y conceptos de otros vehículos que se plantean para el futuro. Mazda es buena prueba del éxito de Madrid Auto 2016, pero no es la única.

Es una buena noticia para todos porque la fuerza de un encuentro de tales dimensiones, en Madrid, parecía haberse perdido. Este año, Madrid Auto 2016 ha llegado a la IFEMA con mucha más fuerza gracias a la colaboración de las marcas que han formado parte del encuentro. No sólo se han llevado lo habitual de los concesionarios y los modelos de su catálogo, sino como comentábamos, también prototipos, conceptos y todo lo que vendrá próximamente.

Madrid Auto 2016 ha sido todo un éxito

En IFEMA, los que buscaban comprar un coche nuevo han podido acceder de una forma sencilla a pruebas de conducción y demostraciones de las tecnologías y mecánicas de última generación. Es decir, ha sido uno de los mejores momentos del año, por las características de Madrid Auto 2016, para conocer cada detalle de los modelos que cada fabricante se ha llevado allí.

Y esto se ha traducido, en el caso de Mazda, en el doble de ventas con respecto a la edición anterior. Entre otros motivos, además, porque los precios de coches nuevos están bajando durante prácticamente todo el arranque de este año. Y aunque todavía no hemos podido acceder a las cifras concretas de cada fabricante, y probablemente no tendremos todos los datos exactos hasta comienzos del próximo mes, las ventas han crecido de forma notable durante este mes gracias, como explicábamos, al éxito de Madrid Auto 2016.

¿Y por qué es una buena noticia? Porque con estos datos, evidentemente se prepara un Madrid Auto 2017 aún mejor. Sí, aún estamos a un año del próximo encuentro en la capital española, pero es una excelente noticia que la feria de IFEMA cobre relevancia para el sector. Es algo que beneficia no sólo a los fabricantes, sino también a los consumidores.