No es la primera vez que se habla de motor central en relación al Chevrolet Corvette, y hasta ahora no se han cumplido nunca los pronósticos, pero para el C8 que llegará en 2018 sí hay indicios que refuerzan la teoría. Tanto es así que algunas fotos espía del modelo han mostrado exactamente esto, un compartimento dedicado al motor, el que hasta ahora era el acceso a la carga. Vamos, el maletero.

Sería el mayor cambio en sus 63 años de trayectoria, y como han hecho los nuevos Porsche 911 con el turbo, rompería completamente con lo que los puristas del Vette adoran de este modelo. Hablamos de un propulsor de en torno a 500 caballos de potencia, luego cero diferencias en este sentido con respecto a la séptima generación del modelo, pero con motor central. ¿Por qué? Pues, aunque todavía no sabemos si estas afirmaciones son fiables al cien por cien, hay una teoría bastante sólida que refuerza el porqué del cambio.

El Chevrolet Corvette C8 (2018) con motor central preparándose para ser híbrido

 

Esta primera teoría nos dice que en el año 2020, es decir, dos años después de que llegue el Chevrolet Corvette C8 en 2018, tendremos un modelo híbrido con tracción total. Hay que dejar hueco para electrificar al deportivo americano, y llevarse el bloque motor a una posición central parece el cambio más apropiado para que esto se pueda hacer de la mejor forma posible. Sí, el Chevrolet Corvette va a ceder también a las exigencias medioambientales del sector, y antes de pasar por el downsizing en cualquiera de las formas que lo hemos visto hasta ahora, Chevrolet apostará por un híbrido para limpiar su flota de vehículos, de la manera que explicábamos anteriormente.

 

De momento, todo apunta a que veremos el nuevo Corvette en el Salón de Detroit 2018, a principios de año, aunque probablemente antes se de a conocer, durante el próximo año 2017, algún que otro prototipo y concepto adelantando cómo será. La clave en este asunto será conocer si Chevrolet se atrave a ir asomando la patita con su motor central o si dejará este aspecto reservado y apurando a las últimas fechas.