BMW quiere plantar cara al Porsche 911 con un nuevo modelo, y todavía no está claro cuál será. Sin embargo, informes recientes apuntan a que el BMW Serie 6 podría ser el elegido para este enfrentamiento directo, y de ser así es evidente que tendríamos importantes cambioen la nueva generación del modelo fabricado por la firma bávara. Ahora bien, aunque con menos fuerza también se ha insinuado que podría ser el BMW Z5 el que plantee esta batalla.

Respecto al nuevo BMW Serie 6, y teniendo en cuenta este importante punto –que rivalizará con el 911 de Porsche-, ya se ha comentado que se basará en la plataforma CLAR sobre la que ya se ha desarrollado el BMW Serie 7. Y con esto, el modelo se beneficiaría de una reducción de peso considerable, en torno a los 230 kilos. Sin duda, un cambio importante si la intención es competir con los ligeros deportivos de Stuttgart.

Cambios importantes en el BMW Serie 6

Además de lo anterior, y de que se quedarían únicamente con la carrocería coupé descartando el resto de variantes, se ha comentado la posibilidad de montar en él un bloque de seis cilindros en línea con sobrealimentación a través de cuatro turbocompresores. Es decir, sin duda toda una bestia. Concretamente, unos 550 CV de potencia para acompañar su peso más ligero.

Un movimiento que pasaría por convertir al BMW Serie 6 como modelo de altas prestaciones enfocado especialmente al aspecto más deportivo, lo que por otro lado dejaría también hueco al BMW Serie 9 con sus carrocerías Gran CoupéCabrio. Es decir, las variantes que dejase de tener el Serie 6 sí las seguiría ofreciendo el nuevo modelo de categoría superior. Al menos, si se cumplen estos informes que apuntan al Serie 6 como rival directo de los nuevos Porsche 911.

Y según esta misma información, la comercialización del nuevo BMW Serie 6 arrancaría a finales de 2018 o principios de 2019, lo que en la hoja de ruta del fabricante dejaría al BMW Serie 9 para poco tiempo después, en torno a un año.