El nuevo SUV de Toyota, que encaja en el segmento B, llegará con motor de 115 CV inicialmente y gracias a una combinación híbrida enchufable con motor de gasolina. Ahora bien, el Toyota C-HR no se va a quedar en este nivel de potencia, y según se ha podido conocer el fabricante está preparando un rival para el Nissan Juke Nismo RS que se colocaría en los 180 CV como poco y gracias a un bloque 1.5 litros.

Hay algo en lo que el Toyota C-HR y el Nissan Juke coincide, y evidentemente es el arriesgado diseño que rompe con las líneas típicas del mercado y su categoría. Ahora bien, según plantean las filtraciones más recientes, además de esto anterior, y de que comparten segmento en el mercado, tendrán en común también una versión vitaminada que aunque en una gama completamente diferente está planteada para dar batalla a los GTI. El caso del Nissan Juke Nismo RS en los 218 CV de potencia, pero para este Toyota C-HR deportivo se habla de al menos 180 CV sobre su 1.5 turbo.

Un Toyota C-HR deportivo, como el Nissan Juke Nismo RS, con 180 CV de potencia

¿Buena idea, o no? En la prueba del Nissan Juke Nismo RS comentábamos que es una delicia en la conducción, y que una excelente suspensión nos hace olvidarnos de que estamos en un SUV, y evidentemente en un puesto de conducción más elevado frente a los viscerales GTI. Ahora bien, este trabajo sobre la suspensión, mejores frenos y por supuesto una revisión del interior, que es lo que se propone también para el Toyota C-HR de corte deportivo del que hablamos, hacen que sea una auténtica delicia.

 

Y lo mejor de todo es que mientras este Toyota C-HR más radical se fragua, también se ha comenzado a hablar ya del SEAT Ateca Cupra, que andaría en unos términos bastante similares. Como comentábamos, después de haber probado el Juke Nismo RS, sí, un C-HR deportivo nos parece una genial idea.