Tesla tiene ahora mismo versiones 70D y 90D de su berlina Model S que se diferencian principalmente por la capacidad de sus baterías de iones de litio, de 70 kWh90 kWh respectivamente. Y además, también ofrecen el modelo P90D que debe esa letra inicial al concepto ‘Performance’, y evidentemente ofrece un rendimiento superior. Ahora bien, próximamente, se ha podido conocer conoce ya, se lanzará también el Tesla Model S 75D como versión intermedia y, como no podía ser de otra manera, también con una capacidad de batería a medio camino entre los otros dos modelos.

El Tesla Model S 75D con 417 km como opción intermedia

Una filtración ha dejado conocer, antes de que Tesla lo haya podido anunciar de forma oficial, que en el catálogo del actualizado Tesla Model S 2017 hay cabida para una nueva versión con capacidad de batería intermedia entre los actuales, y evidentemente el conjunto eléctrico es herencia del Tesla Model X 75D. Esta segunda versión, por el espacio que ocupará entre las opciones posibles de la berlina eléctrica, tendrá un conjunto de baterías de 75 kWh para ofrecer una autonomía de 417 km según los datos oficiales, aunque podría ser algo menos en función del estilo de conducción, como siempre.

En otros términos, se ha podido conocer también que será 3.000 dólares más caro que la opción básica, y que mejorará ligeramente tanto el valor de aceleración de 0 a 100 km/h como la velocidad punta. De lo que no se ha comentado nada, sin embargo, es de que Tesla vaya a introducir cualquier otra mejora en términos de equipamiento, o sencillamente alguna nueva opción. No obstante, lo que está claro es que en la firma de Elon Musk han decidido acelerar su ritmo de lanzamientos y actualizaciones. Y que, según aseguran algunos medios de relevancia internacional, quizá esta podría ser una estrategia para acabar con el ‘stock’ de baterías de 70 kWh, como hicieron anteriormente con las de 80 kWh y el modelo 80D.