BMW necesita la tracción total en sus versiones deportivas, en los productos de BMW Motorsport, si quiere plantar cara a modelos como el Audi RS7 Sportback. Y por ello, el BMW M5 y su hermano mayor, el BMW M6, próximamente contarán con versiones tracción total, según ha adelantado un medio británico.

En el año 2013, Friedrich Nitschke ya adelantó que la tracción total se estaba considerando para la gama de versiones deportivas de sus modelos. Hablamos, evidentemente, de los que vienen firmados con la ‘M’ en la zaga. A estas alturas, casi tres años después de estas declaraciones, el primer modelo de esta nueva etapa, con las cuatro ruedas motrices, ya estaría próximo a hacerse oficial.

Los M de BMW necesitan tracción total para domar tanta potencia

 

En ciertos niveles de potencia, vale que la propulsión es un dulce para los que adoran las sensaciones, pero domar tanta potencia requiere tracción total si se pretenden mantener los mejores niveles de adherencia posibles, y un estilo de conducción deportivo, pero al alcance de cualquier conductor. El Mercedes-AMG E63 o el Audi RS7 Sportback son un buen ejemplo de ello, y aunque el actual BMW M5 se ha mantenido apostando por la propulsión, sólo él y el Cadillac CTS-V son los que apuestan por la tracción desplazada al eje trasero.

La información no ha sido confirmada por BMW, pero recientemente sí que se han ofrecido de su parte declaraciones apuntando a que un modelo tracción total debería dar las sensaciones de uno de propulsión, pero con ese ‘plus’ de adherenciaPor lo tanto, parece evidente que se apostará por la tracción total en el BMW M5 próximo, así como en el BMW M6, pero apostando por un estilo de conducción muy similar a lo actual. Y sin duda, si esto se cumple serán buenas noticias para todos.