El nuevo Porsche 718 Cayman ya está aquí, y oficialmente tiene una nueva denominación, y extraoficialmente nos permitimos el lujo de decir que cada vez es más cocodrilosí, los cocodrilos deberían darte algo más de miedete-. La nueva generación llega con motores turbo, cómo no, de nueva factura y con 4 cilindros. Pero esto no es lo único que ha cambiado en el nuevo Cayman de Porsche.

¿Qué tenemos ahora? Un motor central de 2 litros y 4 cilindros o bien un 2.5 litros en la versión vitaminada. En cualquier caso, hablamos de 300 CV de potencia para el Porsche 718 Cayman y 350 caballos en el Porsche 718 Cayman S, con los motores que comentábamos anteriormente. Dato interesante que el par máximo del ‘normal’ es de 380 Nm y el vitaminado se va hasta los 420 Nm.

El turbo llega a los Porsche 718 Cayman

Era inevitable y sabíamos que ocurriría, pero ya explicamos hace un tiempo por qué el turbo sí debería gustarnos en los Porsche, aunque seamos unos puristas, y sino es tan ‘sencillo’ como optar al Porsche 911 R, un pequeño regalo de la firma de Stuttgart para los amantes del atmosférico y demás. Pero volviendo al nuevo Porsche 718 Cayman, lo que tenemos es mejores consumos que se quedan en 5,7 l/100 km para la versión más comedida, unas cifras que más bien parecen sacadas de un utilitario. Pero claro, la homologación marca 8,1 l/100 km en la parte más alta del catálogo, y por supuesto en la vida real vamos a consumir más. La cuestión es que además se ha mejorado la aceleración con una máxima de 4,2 segundos para resolver el 0 a 100 km/h en la configuración más cañera, y la velocidad punta es de 285 km/h en el mismo modelo.

Todo tipo de mejoras mecánicas en el Porsche 718 Cayman

El ‘discreto’ Cayman recién lanzado estrena nuevas barras estabilizadoras acompañadas de suspensiones revisadas con muelles completamente nuevos, además de un tarado de dirección también revisado para ser un 10% más directa. Una delicia. Pero además tenemos nuevos neumáticos diseñados específicamente para él, y la versión estándar de 718 Cayman hereda los frenos del anterior Cayman S. El Porsche 718 Cayman S recién estrenado, por tanto, presume de montar las mismas pinzas del 911, con discos también más generosos.

porsche 718 cayman 2016 interior

Los nuevos modos de conducción para domar esta bestia

No hay nuevos modos de conducción como tal, pero sí algunas novedades para que sea más fácil domar al Cayman. Herencia del 911, también, el paquete Sport Chrono ya lleva un botón en la consola que exprime el máximo rendimiento de sus cuatro cilindros durante unos segundos, y tenemos además en forma de manettino el selector de modos de conducción.

En este mismo espacio interior tenemos también el sistema multimedia que está de esteno, con mayores facilidades para la conectividad con el teléfono inteligente, y todo esto con posibilidad de controlarlo desde la botonera incluida en el volante que, mucho ojo, está inspirado en el que lleva el Porsche 918 Spyder.