Hablamos de la apertura y arranque sin llave, y aunque el concepto no es demasiado preciso, la llave inalámbrica. Es una tecnología que, como sabrás, incluyen gran cantidad de coches nuevos para permitir que el conductor pueda acceder al coche y arrancarlo sin sacar la llave física del bolsillo, y sin tener que insertarla en el contacto. Y como ya te contábamos, es bastante fácil robar un coche con amplificadores. Pero hay una solución, y se llama Jaula de Faraday.

Seguro que te suena a algo que no tienes en casa, pero lo cierto es que tú puedes hacer una ‘Jaula de Faraday’ en unos minutos y te va a costar apenas unos céntimos.

¿Qué es la Jaula de Faraday?

La Jaula de Faraday es un efecto que se produce en el interior de un conductor y según el cual un campo electromagnético, por las propiedades de equilibrio electrostático del conductor, no se ve afectado por el efecto de los campos externos. La polarización del conductor es lo que provoca que la carga positiva quede en dirección al campo electromagnético y la carga negativa en la dirección opuesta. De esta forma, se genera un campo eléctrico en el interior, de la misma magnitud que el campo electromagnético, pero en sentido opuesto y por tanto provocando que el equilibrio sea nulo.

llave coche

La ‘Jaula de Faraday’ impide que roben tu coche

Para evitar que amplificar la señal de ondas radio de nuestro coche sirva como herramienta para robar nuestro coche, sencillamente tenemos que conseguir que la llave del coche no responda al campo electromagnético externo. Es decir, necesitamos el aislamiento de un conductor eléctrico para que se cree este efecto de jaula de Faraday y, aunque a la llave del coche le lleguen las ondas radio, se anule el efecto del campo electromagnético ‘externo’, que es el que permite que se abra y arranque el vehículo.

Por lo tanto, lo único que debemos hacer es colocar la llave del coche en el interior de un conductorY como ejemplo nos sirve el frigorífico, o incluso el cajón de un mueble metálico. Ahora bien, también podemos hacer algo tan sencillo como es enfundar la llave en papel de aluminio. Y si no estamos seguros de que la solución funcione, siempre podemos meterla en papel Albal y acercarnos al coche para probar si la apertura y arranque sin llave sigue funcionando, o bien hemos conseguido nuestra jaula de Faraday.