La última revisión sobre el Renault Zoe ha supuesto importantes mejoras para el modelo eléctrico, y especialmente en su motor, ahora más pequeño. Han sido varios los componentes que se han mejorado para una mayor autonomía y rendimiento del pequeño utilitario que, aunque de prestaciones modestas, podría tener su propia versión vitaminada próximamente, un Renault Zoe RS de la mano de Renault Sport.

Patrice Ratti, de Renault Sport, ya ha hablado del posible Renault Zoe RSque no tendría por qué llegar con este nombre- y ha asegurado que el trabajo sobre un modelo más prestacional basado en su utilitario eléctrico es muy prometedor. No sólo en términos de rendimiento y en la entrega de potencia, sino también en el manejo, puesto que el pequeño eléctrico de la familia puede heredar una parte importante de los componentes del Clio Sport, por sus dimensiones y características.

renault zoe

Renault Sport está trabajando en un Renault Zoe RS con piezas del Clio RS

La aceleración es buena, explican, y en TestCoches ya os explicamos anteriormente por qué los coches eléctricos tienen tanta aceleración. Por lo tanto, si sobre la propulsión eléctrica que ya lleva el Zoe se hacen determinados ajustes, evidentemente podemos esperar un rendimiento mucho mayor en estos términos. Ahora bien, también han explicado que un prototipo de Renaul Zoe RS que ya han estado probando, en circuito sólo es capaz de aguantar 13 ó 14 minutos con el sistema de alimentación que incorpora actualmente el modelo. Porque claro, no es lo mismo llevar el Zoe por ciudad, que por circuito.

De las baterías de 22 kWh a una capacidad superior, entonces, se abriría una nueva ventana para el desarrollo de este Renault Zoe RS. Si el modelo experimenta una nueva mejora en la capacidad o densidad, y en cualquier caso su autonomía, entonces se podrá seguir trabajando en él. Y no hay que olvidar que es algo que está previsto para finales de este año, y que en paralelo se desarrolla el Nissan Leaf de 30 kWh, que en condiciones óptimas alcanza los 250 km de autonomía.