Si eres un jovenzuelo, cuando tengas 70 años quizá los coches autónomos te parezcan incluso cosa del pasado si tenemos en cuenta que de aquí a sólo cuatro años se pretende que esta tecnología se algo relativamente normal. Pero claro, a una mujer que ya se puede etiquetar de anciana, AutoPilot del Tesla Model S le parece algo realmente asombroso. Después de, quién sabe, quizá cincuenta años al volante, la conducción autónoma no es algo muy sencillo de explicar a una persona de avanzada edad.

En un vídeo, el que puedes ver al principio de este artículo, una anciana está a los mandos de un Tesla Model S y con el modo AutoPilot activado. Como sabrás, es el modo de conducción autónoma del fabricante encabezado por Elon Musk, que si bien aún es una conducción autónoma parcial, en carreteras correctamente señalizadas y delimitadas es capaz de llevar por sí solo la dirección, el acelerador y el freno. Es más, en Tesla se han roto la cabeza los ingenieros para que, con sólo marcar el cambio de carril con el intermitente, el coche sea capaz de hacer el cambio correspondiente sin que toquemos el volante.

Y todo esto parece no dar demasiada confianza a una anciana de 70 años de edad. Acostumbrada a tener las manos sobre el volante, controlar el acelerador y el embrague, y guiar a la transmisión con la palanca de cambios, vale que la sientes en un coche eléctrico, pero de ahí a que conduzca él solo hay un importante salto. Y aunque este vídeo se ha convertido en viral en las redes sociales, habría que ver a tu anciano padre o abuelo, porque el mío seguro que reaccionaría exactamente de la misma manera.

Pero dejando lo anecdótico de la experiencia de esta anciana al volante de un coche autónomo, lo importante es que los fabricantes siguen avanzando en el desarrollo de esta tecnología. Y de momento, no pocos ya han fijado el próximo año 2020 como fecha de lanzamiento de varios modelos que, además, irán bastante más allá que el Tesla Model S y su AutoPilot.