Antes de su presentación oficial en el Salón de Nueva York, que arranca esta semana, la alemana ya nos ha dejado conocer un anticipo del Mercedes GLC Coupé, un nuevo modelo para su gama SUV que, entre otros, será la respuesta al BMW X4. Y aunque son pocos los detalles que se han ofrecido, lo que sí muestra es la base de diseño, y una referencia a AMG, luego tendremos rival para el BMW X4 M40i, la versión más potente.

De momento no hay mucho que contar sobre él, más allá de que por su nueva carrocería coupé será la versión deportiva del modelo y previsiblemente perderá en habitabilidad, aunque en pro de un diseño más aerodinámico y un comportamiento más ágil. Porque, aunque dentro del segmento SUV, el de Mercedes está planteado también como un modelo de corte deportivo, luego estos puntos seguramente perderán protagonismo como en sus modelos equivalentes.

Sin sorpresas: el Mercedes GLC Coupé es ‘la versión deportiva’

De nuevo el Mercedes Clase C va a ser la base mecánica, y por tanto tendremos de él exactamente las mismas opciones en gasolina y diésel. Y en cuanto a su diseño, que de momento es lo que de alguna forma ha adelantado Mercedes, el mismo frontal y únicamente modificaciones a partir del pilar B, donde la caída del techo es evidente, y se espera que Mercedes haya retocado ligeramente los grupos ópticos de la zaga.

Tampoco se esperan cambios en el interior, donde la consola de a bordo será idéntica y el sistema de infoentretenimiento se va a mantener intacto. Quizá, si acaso, algunas opciones alternativas en cuanto al equipamiento, únicamente en cuanto a colores y algunos otros detalles menores, pero tampoco habría que poner la mano en el fuego con esto. Lo interesante, eso sí, es que como muestra en su matrícula del boceto de diseño, el Mercedes GLC Coupé va a contar con el sello de la división deportiva, luego tendremos un GLC 43 AMG con la nueva carrocería coupé, y aquí es donde Mercedes no va a dejar hueco alguno donde BMW pueda sacar la cabeza con el M40i de su SUV. Pero para conocer todos los detalles, aún tendremos que esperar al Salón de Nueva York.