La simbiosis entre nuestros vehículos y los dispositivos móviles no ha hecho más que empezar, y la llegada de Apple CarPlay y Android Auto es un buen comienzo, pero ni mucho menos lo es todo. Ford ha hecho lo propio con SYNC Connect, y ahora Jaguar y Land Rover han anunciado el lanzamiento de un nuevo sistema de control remoto desde el smartwatch para, entre otras cosas, controlar el aire acondicionado directamente desde la muñeca, sin necesidad de estar dentro del coche.

Los fabricantes están empleando Bluetooth y WiFi para dar conectividad al coche y permitir las funciones de control remoto desde el teléfono inteligente o el smartwatch. El grupo de firmas británicas, en este caso, ha apostado por meter en los relojes inteligentes con Android Wear y el Apple Watch tanto el climatizador como el control de combustible.

jaguar f type android wear

Todo esto lo han hecho aprovechando los sistemas de conectividad que los últimos modelos de ambas marcas han venido montando ya en los últimos años. Son aplicaciones móviles las que aprovechan esta tecnología para, desde el smartphone o smartwatch, permitir ciertos controles remotos. Y el caso del climatizador es especialmente útil, puesto que en invierno podremos preparar la temperatura del habitáculo poco antes de subirnos al coche y evitar el frío, así como el excesivo calor en verano.

Lo próximo es acabar con las llaves

El primer paso lo ha dado Volvo, pero la tendencia de todos los fabricantes es acabar con la llave. ¿Cómo? Sencillo, aprovechando la conectividad Bluetooth para convertir el propio smartphone en una llave, y todo ello con un sistema cifrado para impedir que sea fácil robarnos el coche, además de que esta ‘llave’ puede ir protegida con la huella dactilar utilizando las últimas tecnologías que vienen en los smartphone de gama alta.

En cualquier caso, de momento Jaguar y Land Rover ya van a aprovechar sus varias tecnologías para mostrar aplicaciones móviles en el panel de 10 pulgadas en un ejercicio interesante de integración con el sistema de infoentretenimiento. Y además, estos controles remotos desde el reloj o el móvil.