Con retraso, pero el Maserati Levante ya ha llegado para estrenar la gama SUV en el catálogo del fabricante, y con la intención de alcanzar las 75.000 unidades anuales que Maserati se ha propuesto a pesar de sus retrasos. Unos retrasos que, según se ha podido conocer, llevarán al Maserati Alfieri hasta 2018. De hecho, otros modelos tendrán mayor prioridad que el lanzamiento del Alfieri.

Hasta 2018 el fabricante se propone alcanzar las 75.000 unidades anuales, unos planes que ya estaban propuestos antes del lanzamiento del Maserati Levante y que, a pesar de que se ha retrasado con respecto a los planes iniciales, se mantendrán fijados de tal manera. No parece fácil que vayan a alcanzar esta cifra, pero Maserati está replanteando su estrategia para los próximos años y, entre algunos otros cambios, el Maserati Alfieri llegará con retraso, porque de momento no es un lanzamiento prioritario según ha anunciado su CEO.

maserati alfieri

Los retrasos del Maserati Alfieri y el resto de modelos

Todo esto tiene una explicación. O al menos, desde la directiva de Maserati justifican el retraso de sus lanzamientos con el desarrollo de una nueva fábrica, la de Mirafiori, que es donde se está llevando a cabo la producción del Maserati Levante, y donde probablemente también se fabricará el Alfieri.

El SUV de Maserati, el Levante, se modificó cuando prácticamente se estaba concluyendo su desarrollo para aprovechar la plataforma del Jeep Grand Cherokee. En Maserati, ahora mismo, consideran prioritarios el lanzamiento de un nuevo Maserati Gran Turismo y el modelo Gran Cabrio, y el Alfieri ha quedado en un segundo plano a pesar de que se enfrentará con el Porsche 911 y el Jaguar F-Type, y tanto la alemana como la británica han estado ajustando su gama para seguir creciendo en volumen de ventas. Por lo tanto, los planes actuales de Maserati no preven el lanzamiento del Alfieri hasta el próximo 2018, y mientras serán otros los que se actualizarán.