Efectivamente es el Mazda CX-4 lo que, desde hace semanas, venimos viendo en fotos espía filtradas de un nuevo SUV de Mazda. El fabricante lo ha confirmado y ha adelantado un nuevo teaser, aunque el modelo no llegará oficialmente hasta el Salón de Pekín 2016. Este nuevo Mazda CX-4, como se esperaba, se basará en el Koeru Concept heredando su diseño KODO.

Será un crossover compacto y con carrocería coupé, con una interesante caída desde el pilar B que rompe con la estética de Mazda, hasta ahora, en su gama SUV. Y es que, si bien es cierto que el pequeño Mazda CX-3 ya tenía una deportiva caída del techo, este nuevo Mazda CX-4 va a tomar una línea bastante más dinámica, con un frontal muy similar al resto de la gama y diferenciándose, especialmente, en estas nuevas formas para la parte posterior.

mazda koeru concept

Mazda CX-4, el nuevo crossover compacto

Para posicionarse en el catálogo entre el CX-3 y el CX-5 que actualmente se comercializan en nuestro país, se espera que este Mazda CX-4 se sitúe en unos 4,4 metros de largo y con la importante diferencia de esta carrocería coupé. Un rasgo, la caída del techo, que probablemente tomarán otros modelos ‘pares’ en el futuro, con la distinción numérica que ya utiliza Audi, por ejemplo.

En cualquier caso, se espera de él que utilice la gama de motores SKYACTIV con mecánicas entre os 105 y 150 caballos de potencia en opciones diésel y gasolina. Detalles que, aunque aún no ha confirmado el fabricante, sí que se harán oficiales el 25 de abril, durante su presentación en el Salón de Pekín 2016. Por otro lado, igualmente se especula con que herede también una gama básica 2WD con la opción de tracción total en versiones más caras y acompañadas también de un equipamiento más completo.