No habrá que esperar mucho para conocer el nuevo Citroën C3, una actualización completa para este año 2016 que, según han adelantado algunas filtraciones, tomará del Citroën C4 Cactus su singular estética, protagonizada por los airbumps que protegen toda la carrocería y además le dan ese aspecto tan… diferente. De momento, esto es lo que se conoce del Citroën C3 2016.

La nueva generación del C3 tomará elementos característicos del C4 Cactus, y si algo caracteriza al modelo superior son sus airbumps. Bueno, eso y la casi infinita cantidad de posibilidades de personalización que ofrece entre equipamiento opcional para el exterior y tonos de carrocería e interior. En cualquier caso, desde la directiva de Citroën ya han explicado que el nuevo Citroën C3 tomará como referencia este modelo de segmento superior, pero también se basará en el e-Méhari.

citroën c3 2016

¿Será el nuevo Citroën C3 un C4 Cactus a escala?

Hablando del e-Méhari, desde Citroën celebran haber sabido llevar la estética del C4 Cactus a otro modelo sin necesidad de incluir los airbumps, que evidentemente es lo más característico del Cactus. Ahora bien, y dejando a un lado las declaraciones de la directiva, lo cierto es que este es un modelo completamente ‘paralelo’, que trata de retomar esa estética retro del Méhari original y que, además, es un coche eléctrico. Por lo tanto, efectivamente tenía sentido con el e-Méhari aparcar los airbumps a un lado.

Sin embargo, el Citroën C3 no deja de ser el ‘hermano pequeño’ del Cactus, motivo por el cual cobra mucho más sentido en el rival del Ford Fiesta tomar todos los elementos característicos y llevarlos a escala. Y si bien es cierto que tampoco conviene a la marca llevar el mismo diseño con exactitud, sí es más que razonable hacer los airbumps una seña de identidad de la nueva gama de modelos de Citroën. Los de este corte, claro.