El Bugatti Chiron se ha llevado por delante a todos los superdeportivos, pero no está solo en la faz de la tierra, y algunos como este Apollo Arrow no gozan de su popularidad pero sí de unas cifras, también, realmente impresionantes. Nada menos que 1.000 caballos de potencia que, aunque están más cerca del Veyron que del Chiron, ponen al Arrow de Apollo en una máxima de 360 km/h como velocidad punta, pero con limitación… claro.

Lo cierto es que lo más interesante de este Apollo Arrow es que está homologado como ‘coche de carretera’por entendernos-, pero al mismo tiempo cumple también con las normas de la FIA, luego también es apto como coche de competición. Y lo que encontramos ‘bajo el capó’ es un bloque motor de Audi, concretamente el 4.0 V8 biturbo de los Audi RS Avant, aunque revisado y con un conjunto que lo catapulta hasta los 1.000 cv e potencia, con una construcción de carrocería y chasis, además, completamente alternativo.

apollo arrow

Con este bloque motor que comentábamos, el Apollo Arrow aprovecha sus sólo 1.300 kg de peso gracas al monocasco de carbono sobre el que está construido para un 0 a 100 km/h en 2,9 segundos. Y es que, además de los 1.000 cv de potencia que mencionábamos, ofrece un par máximo de 1.000 Nm, y todo ello gestionado por una transmisión secuencial de siete velocidades de CIMA y un diferencial de deslizamiento limitado tipo Torsen.

Siguiendo con sus espectaculares cifras, los 200 km/h los alcanza desde parado en 8,8 segundos y, como explicábamos, tiene la punta fijada en 360 km/h. Por otra parte, y con respecto a la configuración mecánica restante, cuenta con una suspensión de doble horquilla regulable, un sistema de control de altura de ajuste automático y sistema de frenos AP Racing con pinzas de seis pistones y discos ventilados de 378 mm. Una auténtica bestia, aunque esté muy por debajo del Chiron.