Ahora bajo el ‘mando’ de Mahindra, SsangYong está creciendo a buen ritmo con modelos de éxito como el SsangYong Tívoli, que aunque manteniendo algunos rasgos típicos de la marca, ha supuesto un importante salto a todos los niveles, tanto en conducción como diseño y otros apartados del modelo. Y ahora, con el SsangYong XLV se pretende extender la gama del Tívoli, pero centrándose en la ‘practicidad’.

Aunque con formas muy rectangulares y un interior espacioso, el SsangYong Tívoli hace honor al segmento en el que encaja, y por lo tanto tiene las limitaciones propias del mismo. Sí, un maletero superior a los 400 litros de capacidad, pero a pesar de destacar entre los SUV-B sigue sin ser suficiente para los que buscan un peldaño superior. Y este, el SsangYong XLV, sí es una opción más interesante para ellos con sus 720 litros de capacidad hasta la bandeja.

SsangYong XLV

El SsangYong XLV, ¿un Tívoli largo?

Compartiendo plataforma y manteniendo la distancia entre ejes, lo que ofrece el SsangYong XLV es un aumento de 23 centímetros y medio en la carrocería, que se hacen notables a partir del pilar C. De esta forma, aunque con una base muy similar, el SsangYong XLV puede presumir de una mayor habitabilidad aprovechada principalmente en el maletero. De hecho, esta ‘practicidad’ es la que da nombre al vehículo, que debe sus siglas XLV a ‘exciting smart Lifestyle Vehicle’.

De esta forma, con el motor XGi160 se ofrece, en un corte familiar, un conjunto con 128 caballos de potencia y 160 Nm como par máximo. Ahora bien, aunque sea prácticamente una ‘edición’ del Tívoli, se han cuidado también los cambios mecánicos para refinar, sobre todo, los ruidos y vibraciones. Y esta nueva gama de motores, por otra parte, cuenta también con el e-XDi160 con 115 caballos de potencia y un par de 300 Nm. Y por supuesto, lo tendremos en el Salón de Ginebra 2016.