El nuevo Ford Focus RS es una bestia sobre el papel, con sus 345 caballos de potencia, pero también es sobre el asfalto, donde presume de algunas tecnologías que le permiten exprimir todo este rendimiento de la forma más divertida posible. Hablamos de los modos de conducción, entre los que se encuentra el modo Drift, pero donde el Focus RS puede presumir también de su Launch Control.

Con sus 345 caballos de potencia y 440 Nm de par máximo, el Focus RS se comporta de forma sorprendente en el asfalto. Y la clave en este asunto, entre otras cosas, es el nuevo Ford Performance AWD. Básicamente es la tracción total que en el Ford Focus RS, a través de un conjunto de embragues gestionados electrónicamente, reparte el par entre las cuatro ruedas.

Esto anterior, el Ford Performance AWD, es lo que permite al Focus RS exprimir toda su potencia el cualquier situación, pero además cuenta con el Launch Control especialmente diseñado para la aceleración. Desde parado, el Ford Focus cuenta con este sistema electrónico que interpreta la acción sobre el acelerador en base a la situación del motor, y teniendo en cuenta la adherencia de sus cuatro ruedas motrices, de la misma manera ‘suministra’ toda esta potencia de la forma más eficaz, sin perder tracción en ningún momento.