Hay coches caros, coches muy caros, y mucho más allá está este Ferrari 335 Sport Scaglietti, que se ha convertido en el coche más caro del mundo. Y si te estás preguntando cuánto ha pagado su nuevo propietario, hablamos de 32 millones de euros. Un histórico de 1957 que ha arrebatado la marca a otro Ferrari.

Sí, evidentemente es complicado conocer con precisión cuál es el coche por el que más dinero se ha pagado en el mundo, porque las operaciones entre particulares no siempre quedan expuestas al ‘ojo público’. Ahora bien, en las operaciones de compra-venta de coches, de las que se han dado a conocer de forma pública, con estos 32 millones de euros, el Ferrari 335 Sport Scaglietti que nos ocupa en estas líneas se ha convertido en el coche más caro del mundo. Y con esta gigantesca suma de dinero ha adelantado al Ferrari 250 GTO Berlinetta del 62, que en 2014 era comprado por 38,1 millones de dólares.

El coche más caro del mundo, vendido en subasta en París

Haciendo el cambio de divisa estaríamos hablando de 28,5 millones de euros con respecto al Ferrari GTO Berlinetta del 62 que se vendió en el año 2014. También en una subasta, el 335 Sport Scaglietti que ha conseguido ahora la marca del coche más caro en el mundo se ha vendido en este precio por varios títulos que recibió anteriormente. Ahora, probablemente se empezará a conocer por el precio de su venta en subasta, pero detrás de estos más de 32 millones de euros hay un récord de vuelta media en las 24 horas de Le Mans, y la victoria del Gran Premio de Cuba en 1958.

Probablemente, a cualquier otro mortal que no sea el nuevo propietario le parecerá una cifra desorbitada, y difícilmente esos dos títulos anteriores sean suficientes para desembolsar unos 32 millones de euros que pocas personas en el mundo tienen. Ahora bien, el desconocido compradorporque no se ha hecho público-, ahora puede presumir de un tercer título de su Ferrari 335 Sport Scaglietti. Como adelantábamos, las victorias en competición quedan ahora en segundo lugar frente al título del coche más caro del mundo, y seguramente de la historia.