El sello RS de Audi no es la cima en términos de prestaciones, sino que por encima tenemos la marca Performance, o más bien el apellido, que es la variante más visceral que podemos encontrar en su catálogo de modelos. Y le ha llegado el turno, ahora, al Audi RS Q3 Performance, el recién llegado que se pone en potencia a la altura del RS3 Sportback, nada menos que 367 caballos para un modelo que también ‘por fuera’ es más agresivo.

El Audi RS Q3 Performance es aún más potente y deportivo

Los SUV llevan años ya creciendo y su demanda parece imparable, pero dentro de este segmento tenemos los de corte deportivo, que cada vez tienen más adeptos. Y no sólo las grandes bestias grandes y lujosas, sino también los ‘todoterrenos’ compactos, como el Audi Q3, que ya tenía una versión RS con 340 caballos de potencia, pero ahora crece hasta los 367 cv y mejora ligeramente su par máximo.

audi rs q3 performance 2016

Equipado con el bloque motor TFSI de 2.5 litros de cubicaje, con cinco cilindros y sobrealimentado con turbocompresor, encontramos una configuración mecánica similar al RS3 Sportback, pero este Audi RS Q3 Performance alcanza los 367 cv y 465 Nm como par máximo. Unas cifras que van directamente a las cuatro ruedas, con la tracción total quattro y gestionadas por una transmisión automática S-Tronic con siete velocidades, así como doble embrague.

Por supuesto, no sólo hay cambios mecánicos, sino también el aliciente de una nueva estética, con sutiles cambios que lo hacen aún más agresivo en su aspecto. Así, en el Audi RS Q3 Performance contamos ahora con un parachoques frontal más aerodinámico y difusor trasero más amplio, unos cambios de la carrocería que reducen su resistencia al aire. Y todo ello, con el exclusivo azul Ascari, metalizado, para demostrar que el que llevamos es el Performance, y no ‘el otro’.