El Audi Q6 llegará antes para sentar las bases de los SUV eléctricos, pero el prometido tercer modelo de la línea ‘i’ del fabricante bávaro está en camino, y es el BMW i5. Su lanzamiento está previsto para el próximo año 2020, y por el momento ya tenemos una recreación que muestra cómo podría ser tomando el lenguaje de diseño del BMW i3 y el deportivo i8.

Se espera que el fabricante bávaro nos muestre, durante este mismo año, un prototipo de su SUV eléctrico. Y por el momento, ni siquiera está claro si llegará como BMW i6 o, como ya comentábamos, como BMW i5. Y según podemos ver en este render, que encajaría a la perfección con la línea de diseño de BMW, se ha optado por una línea que recuerda al Range Rover Evoque, con una ligera caída del techo en la parte trasera y un estilo recortado y deportivo, muy interesante.

bmw i5 render

Un BMW i5 así sí, por favor

En el frontal, un capó amplio y, como ya hemos visto en el BMW i8, una falsa parrilla en negro, pensada para mejorar el coeficiente aerodinámico y mantener la línea de diseño característica de BMW, con ese centro seccionado y el tono azul propio de la gama ‘i’. Lo que menos encajaría, probablemente, son las ópticas circulares aisladas, que en esa posición no tiene demasiado sentido que sean antiniebla.

Pero dejando a un lado el diseño conceptual, y recordando que el Audi Q6 será uno de sus rivales, una de las claves en el SUV eléctrico del fabricante bávaro será el trabajo de ingeniería en sus baterías y motor eléctrico. Y es que, por el momento, Audi ya ha anunciado que su SUV eléctrico tendrá una autonomía de 500 kilómetros, en base al e-tron concept que conocíamos a finales del pasado año. Por lo tanto, hasta 2020 veremos cómo BMW trabaja en su sistema de propulsión ecológico, y tampoco sería extraño que opte, como con el BMW i8, por un sistema híbrido con altas prestaciones gracias al apoyo de un motor de combustión interna.