El año pasado conocimos el BMW Serie 7 2015, un modelo que encabeza el catálogo de la firma bávara con un exquisito nivel de sofisticación desde su diseño exterior hasta el interior, pasando por los motores y la amplia carga tecnológica que lo mantienen a la vanguardia. Y los amantes de la deportividad quizá estaban esperando un BMW M7 que le dé algo de genio a la lujosa berlina, pero en su lugar lo que se va a presentar es el BMW Alpina B7.

La división deportiva de BMW, Motorsport, no va a meterle mano al BMW Serie 7, a pesar de que sí lo han hecho con el Serie 6, por ejemplo. O al menos, por el momento no hay indicios demasiado fiables sobre un BMW M7, y sin embargo el fabricante bávaro sí ha adelantado ya el BMW Alpina 7, aunque los cambios más importantes no van a producirse precisamente a nivel estético.

BMW Alpina B7, el consuelo de quien esperaba un BMW M7

Los va a haber, claro que sí, vamos a ver cambios estéticos, pero como adelantábamos no serán las modificaciones más importantes para el Alpina B7 basado en el BMW Serie 7. Además de nuevos paragolpes delantero y trasero, así como un escape alternativo y nuevas llantas, el Alpina B7 va a cambiar principalmente a nivel mecánico.

Como antecedente tenemos un Alpina que montaba un 4.4 V8 biturbo, una máquina sin precedentes, con una transmisión automática de 8 velocidades y con 547 caballos de potencia. Por lo tanto, teniendo en cuenta el historial de Alpina sobre este tipo de modelos, es más que evidente que nos sorprenderá en el aspecto prestacional. Por tanto, a la espera de conocer los detalles oficiales, por el momento sólo podemos inclinarnos a pensar que será eso, el conjunto de modificaciones mecánicas, lo que dará el punto de interés al BMW Alpina B7. En este primer vídeo, sin duda, deja los dientes largos a cualquiera.