Richard Candler, directivo de Nissan, ha hablado de la próxima generación del GT-R y los planes de la marca en términos de conducción autónoma. Y es que, según han anunciado, la japonesa pretende tener en 2020 un total de diez modelos con sistema de conducción autónoma incorporado. Ahora bien, han hablado de modos semi autónomos y otros ‘completos’. Sin embargo, el Nissan GT-R de próxima generación tendrá algo muy especial.

Hay algunos coches que, indudablemente, están diseñados para disfrutar en circuito, y a pesar de su aspecto menos ultra-deportivo, el del Nissan GT-R es uno de estos casos. Sí, puede parecer más dócil que un Porsche 911, pero el GT-R sólo conoce al modelo de Stuttgart de haberlo visto por su espejo retrovisor. Y en esto quiere centrarse, en cierto modo, la firma japonesa. Porque, según ha explicado el directivo de la firma, pretenden que el Nissan GT-R se conduzca por sí solo en circuito.

Nissan GT-R 2020

“Seleccionar la vuelta rápida de un piloto y dejarte llevar por tu Nissan GT-R”

Lo cierto es que en una primera lectura puede parecer bastante absurdo, pero el que tiene más de 100.000 euros para comprarse este bólido, seguro que apreciará que su GT-R sea capaz de hacerle vibrar disfrutando, en el puesto de conducción, de que el propio coche sea quien haga una vuelta rápida siguiendo los pasos de un piloto profesional.

El Nissan GT-R tendrá conducción autónoma para circuito

Las primeras reacciones a la iniciativa de la japonesa con el Nissan GT-R han sido llevarse las manos a la cabeza, pero lo cierto es que Nissan no será la única. De hecho, como podéis ver en el vídeo anterior, el Audi RS7 piloted driving concept también es capaz de conducir por sí solo en pista. Y sí, claro que es perder toda la magia y el encanto de disfrutar a los mandos de un súper deportivo, pero no deja de ser un punto de distinción para hacer marketing y, evidentemente, demostrar un poder tecnológico que bien nos llevará, de nuevo a superar los 100.000 euros para un modelo al alcance de pocos.