Las preparaciones pueden afectar, a grosso modo, a dos factores: diseño y mecánica. Los cambios visuales suelen ser más llamativos, evidentemente, pero exprimir la hoja técnica de un modelo como ha hecho VÄTH con el Mercedes Clase C, sin duda, es digno de reconocimiento. Porque en este lobo con piel de cordero tenemos nada más y nada menos que 680 cv de potencia.

La versión más vitaminada del Mercedes Clase C, la versión S, nos ofrece unos interesantes 510 caballos para disfrutar de unas sensaciones más viscerales que los modelos estándar. Ahora bien, lo de VÄTH es llevar el coupé al extremo, tanto que nos ofrecen 170 cv extra para domar al volante. Lo más curioso de todo es que, sin embargo, el preparado ha decidido no hacer cambio alguno a la carrocería.

Mercedes Clase C VATH

Brabus apura el Mercedes-AMG GT S hasta los 600 CV

Un alago para el Mercedes Clase C y su diseño

Lo podemos interpretar de muchas maneras, pero parece un sincero alago al excelente diseño del Mercedes Clase C, puesto que VÄTH ha decidido no introducir cambio estético alguno, y ha dejado la carrocería exactamente igual que la plantean los del enorme sello alemán de la estrella en el frontal. Ahora bien, en el apartado mecánico sí que nos encontramos una completa preparación que, incluso, cuenta con dos niveles diferenciados por los 600 ó 680 caballos de potencia.

Sobre el motor V8 4.0 litros tenemos la posibilidad de esos 600 caballos, o bien una versión más radical que lleva el V8 hasta los 680 cv. En cualquiera de los casos, VÄTH nos ofrece un conjunto mecánico que incluye suspensión deportiva rebajada en 40 milímetros, así como llantas de 20 pulgadas y cambios para el interior.

Una forma ‘singular’ que ha tenido el preparador de ofrecernos una revisión del Mercedes-AMG C 63 S en la que el comportamiento dinámico y la aptitud en el ámbito más deportivo es la clave, pero se dejan a un lado los cambios en el diseño exterior. Como ya habíamos dicho, todo un lobo con piel de cordero.

Quizá también te pueda interesar…