Lo cierto es que últimamente las mecánicas diésel no gozan de mucha popularidad, primero ha sido el tema de las emisiones de Volkswagen, lo que ha generado que se estén investigando a otras marcas, en busca de irregularidades con las emisiones.

Ya hay muchos países tomando cartas en el asunto, y en este sentido ya hemos visto que, desde la cumbre del clima de Paris, se ha acordado como medida la prohibición de vender vehículos de combustión interna a partir del año 2050.

Relacionado: “Todo lo que tienes que saber sobre el escándalo de las emisiones de Volkswagen.”

Pero en la India han ido un paso más allá, y el Tribunal Supremo ha decretado la prohibición de vender coches diésel con motores de más de 2.000 cc en Nueva Delhi. Se trata de una medida temporal para tratar de luchar y disminuir la gran nube de contaminación que hay en la ciudad. Esta medida estará en vigor desde ahora hasta el 31 de marzo de 2016, tanto en Nueva Delhi como en las zonas de alrededor.

Otras resoluciones incluyen la prohibición de pasar por el centro de la ciudad a todos los camiones que tengan más de diez años de antigüedad, y una llamada a los taxis de la ciudad para que hagan los cambios oportunos para funcionar con gas natural comprimido.

Tanto el abogado como los defensores del medio ambiente que han llevado el caso hasta la Corte Suprema de la India no se detendrán aquí y quieren conseguir que esta medida se extienda más allá de la capital, hasta otras ciudades afectadas por esta nube de contaminación.

En el otro lado encontramos a los fabricantes de automóviles, como Mercedes-Benz, una marca importante en el mercado indio, cuyas ventas en la región de Delhi representan casi el 25% de sus ventas en el país. Desde la marca de la estrella han asegurado que este tipo de medidas y la incertidumbre creada para el futuro son cuestiones que afectarán a sus próximas inversiones.