De cara a celebrar su centenario, desde BMW se están planteando la posibilidad de fabricar un superdeportivo, pero sin duda alguna, uno de los modelos que más interés está despertando no es este, sino el que sería el tercer modelo de la familia i de BMW, la gama de eléctricos de la casa germana. Se está especulando mucho sobre este coche, hasta el punto de que ya ha sido bautizado como BMW i5, y vendría a ocupar un segmento por encima del i3, pero sin ser un deportivo como el BMW i8.

El BMW i5 será el tercer modelo eléctrico de la marca

Y es que si BMW quiere competir de tú a tú con el Tesla Model X, podría suceder que el i5 fuera un modelo con aires SUV. De entrada se pensó en un modelo sedán eléctrico, rival directo del Tesla Model S, sin embargo el crecimiento en el mercado y la fuerte demanda de modelos SUV, podría haber cambiado los planes iniciales de la marca alemana, que viendo la buena acogida del SUV de Tesla, habría preferido pelear por un trozo de ese pastel.

tesla model x

Lo único cierto hasta el momento es que del futuro BMW i5 hay pocos datos oficiales, y parece que además, la marca está jugando un poco al despiste, ya que como hemos dicho, primero habían pensado en un modelo sedán, luego salieron a la luz unas patentes que indicaban que su siguiente modelo eléctrico tendría carrocería coupé de 3 puertas, y ahora resulta que lo que veremos será un SUV eléctrico.

Por eso mismo, sólo nos queda ir esperando a que lo veamos de manera oficial, posiblemente a lo largo del próximo año, pese a que no llegaría al mercado hasta el año 2017. Lo que si sabemos, es que el futuro BMW i5 tomará el uso de la fibra de carbono de otros modelos de la marca como el i3, el i8 o el Serie 7.