Parece que esta de moda entre las marcas el cambiar la nomenclatura de sus modelos. En este sentido, el primer fabricante en hacerlo fue BMW, que optó por hacer que sus modelos coupé o cabrio fueran series con número par, dejando a las berlinas y familiares las series con número impar, es decir, que el BMW Serie 3 Coupé, pasó a ser el Serie 4. El cambio de nombre de algunos Mercedes-Benz ha consistido en llamar a sus SUV GL, más la letra de la berlina equivalente, por ejemplo, el Mercedes-Benz ML pasa a ser el GLE, ya que es el SUV de la Clase E. Y ahora le llega el turno a Porsche.

La marca de Stuttgart ha confirmado que va a cambiar el nombre de sus dos modelos de acceso, el Boxter y el Cayman, modelo que pasarán a formar la gama Porsche 718 a partir del próximo año 2016. La elección de este número no es una casualidad, y es que desde la marca de deportivos han querido rendir así un pequeño homenaje al legendario coche de carreras que fabricaron entre los años 1957 y 1962 con un motor de cuatro cilindros.

Y al igual que ese modelo de competición, los dos modelos del Porsche 718, tanto el 718 Boxter como el 718 Cayman, contarán con bloques de cuatro cilindros con turbocompresor. Por el momento no hay nada oficial sobre los detalles de esos motores o sus prestaciones, pero se rumorea que podría existir un propulsor base de 1.6 litros y unos 200 cv, que se completaría con un 2.0 de unos 290 cv y como tope de gama estaría un bloque 2.5 que entregaría una potencia de entre 340 y 400 cv.

Además los cambios para ambos modelos para el próximo año no se van a acabar con el cambio de nombre, y está previsto que reciban un pequeño lavado de cara que afecte a sus faros, lo paragolpes y los espejos retrovisores.