La gran mayoría de la gente ve en el Fiat 124 Spider, un Mazda MX-5 de cuarta generación, vestido con un traje italiano, algo que a la gente de Fiat no es les hace demasiada gracia. Por esto, quieren demostrar que el Fiat 124 Spider es algo más que un Mazda MX-5 con las insignias de Fiat en el capó y en el maletero.

El Fiat 124 Spider y el Mazda MX-5 son más distintos de lo que parece

Es cierto que desde Fiat han lanzado algunos modelos que, básicamente han sido desarrollados por otra marca, pero han llegado a un acuerdo para comercializarlo de manera conjunta, como por ejemplo con el nuevo pick-up de la marca, el Fiat Fullback, que es un Mitsubishi L200 con las insignias de Fiat. Pero este caso no tiene nada que ver con la relación que existe entre el Fiat 124 Spider y el Mazda MX-5.

Lo primero que está claro es que conocemos bastantes diferencias entre ambos modelos, por ejemplo sus motores son muy distintos, mientras que el Mazda MX-5 puede montar un bloque 1.5 de 131 cv o un 2.0 de 160 cv, ambos atmosféricos, el Fiat 124 Spider tendrá un único motor de 1.4 litros turbo que entrega 140 cv en la versión europea y 160 cv en la versión que se vende en los EEUU.

 

Pero además de esto, los altos mandos de Fiat Australia, han asegurado que ambas marcas colaboraron con el desarrollo del roadster desde el primer momento, y que a la hora de diseñar el exterior del coche, los diseñadores de Fiat no vieron el trabajo de los de Mazda, lo que explica que exteriormente sean muy diferentes. La parte que no termina de cuadrar de esto es que el interior de ambos modelos es exactamente el mismo.

Además, el modelo italiano contará con una versión vitaminada desarrollada y comercializada por Abarth, mientras que no se espera ningún modelo más potente basado en el Mazda MX-5.