‘El escándalo Volkswagen ha causado muertes’, dicen algunos estudios sobre la contaminación. Ahora bien, es una conclusión cuestionable y que, en cualquier caso, habría sido de forma indirecta. Ahora bien, lo de ahora es el ‘escándalo Takata’ y probablemente sea bastante más macabro que lo de Volkswagen, sus motores y las emisiones. Y es que, según han asegurado sus propios empleados, Takata ha trucado airbags que, por ahora, han matado a ocho conductores. Graves, muy graves las acusaciones.

Aunque ahora es cuando empiezan a surgir los detalles más desagradables, lo cierto es que llevamos ya más de un año con el que, por herencia del reciente caso de Volkswagen, vamos a llamar ‘escándalo Takata’. Y a modo de introducción, lo único que nos hace falta saber es que sus airbag, los que montan varias marcas conocidas como Toyota, no se ‘disparan’ de forma regular, sino que lo hacen escupiendo metralla al conductor. Y precisamente por eso, como ya adelantábamos, en Estados Unidos han sido la causa de al menos ocho muertes.

airbag takata

Los propios empleados destapan el ‘escándalo Takata’ de los airbag

Según aseguran trabajadores de Takata, el fabricante de airbags era perfectamente consciente de la irregularidad en su funcionamiento, y el problema de los infladores fue manipulado en los test de seguridad para conseguir el beneplácito de las diferentes marcas que los han montado en sus coches. Y en relación con esto mismo, el mes pasado Honda acusaba a Takata de falsear esas pruebas de calidad, algo que entre los años 2000 y 2010 fue comunicado, de forma interna, por los propios trabajadores de Takata. Según esta información, que ha sido destapada por el Wall Street Journal, la firma conocía a la perfección el defecto de sus componentes.

Qué ocurre y qué marcas afectadas por los airbag irregulares de Takata

Aunque se ha explicado anteriormente, el problema de los airbag de Takata tiene que ver con el activador del sistema de seguridad pasiva. Según se ha podido comprobar, cuando el airbag entra en funcionamiento, un componente defectuoso del activador se fragmenta en pequeñas partes metálicas que son lanzadas directamente contra el conductor, en forma de metralla. Centenares de heridos y ocho muertos es el resultado de esta irregularidad en los airbag del fabricante Takata.

  • Acura
  • BMW
  • Chrysler
  • Dodge
  • Ford
  • General Motors
  • Honda
  • Infiniti
  • Lexus
  • Mazda
  • Mitsubishi
  • Nissan
  • Subaru
  • Volkswagen
  • Toyota

Por el momento, como anticipábamos, Honda es una de las firmas que ha tomado la iniciativa de demandar a Takata por el problema de sus airbag, y junto a ellos Toyota es otra de las marcas afectadas en mayor medida. Este informe destapado por el Wall Street Journal servirá, o así apunta el caso, para esclarecer la teoría anteriormente señalada por Honda. Según el fabricante, efectivamente, Takata habría trucado las pruebas de seguridad de sus componentes para no ‘levantar sospechas’ sobre la fragmentación del componente de activación de sus airbag.

Fuente