Los modelos clásicos son auténticas joyas sobre ruedas, muy apreciadas tanto por los aficionados al mundo del motor como por los coleccionistas. Pero suelen tener un problema, y es que en caso de avería o accidente, es más que posible que cueste encontrar piezas originales de recambio, y, también sea dicho de paso, nos puede costar encontrar un taller en el que sepan tratar a un coche clásico como se merece.

Los Porsche clásicos están muy cotizados en el mercado de segunda mano

Desde Porsche parecen ser plenamente conscientes de estas cuestiones. Sin duda alguna los Porsche clásicos siguen siendo objeto de deseo, tal y como demuestra lo difícil que resulta encontrar uno en el mercado de segunda mano, y en caso de encontrarlo, el precio que tienen puede llegar a alcanzar al de algunos de los modelos actuales de la marca de Stuttgart.

Precisamente por esto, nacen los centros Porsche Classic para sus modelos clásicos. Se trata de centros en los que la venta, el taller y todos los servicios necesarios para un Porsche clásico, se ponen bajo el mismo techo. En todo el mundo tan sólo existen un pequeño número de centros Porsche Classic con certificado oficial. Estos centros son muy importantes, ya que el fabricante alemán asegura que aproximadamente un 70% de sus modelos fabricados en Zuffenhausen (Stuttgar) siguen funcionando hoy en día.

Porsche Classic Center

Por el momento la red de Porsche Classic consta de 24 centros, situándose 10 de ellos en Alemania, y el resto en Estonia, Francia, Reino Unido, Italia, Japón, Suiza, Hungría, Sudáfrica, Tailandia y los Emiratos Árabes. Actualmente han abierto uno más en Holanda y ya están trabajando para tener más centros en Australia, Bélgica, Canadá y Estados Unidos.

El personal que trabaja en estos centros Porsche Classic ha completado una formación especial, diseñada específicamente para modelos clásicos de Porsche. Además cuentan con herramientas especiales e instrucciones de reparación específicas para cada modelo. Gracias a esto, se garantiza un servicio de calidad a cada cliente.

Es un placer saber que no se dejan de lado a los modelos clásicos y que hay marcas que se preocupan por mantenerlos en perfecto estado pase el tiempo que pase. Por desgracia no hay ninguno en España por el momento.