Cuando compres un coche de segunda mano, recuerda que hay ciertas pautas legales que tendrás que llevar a cabo. Además de la revisión del vehículo para hacer una buena compra, deberás cumplir con ciertos trámites antes y después de la adquisición. En este artículo, para que hagas todo correctamente, reunimos los trámites principales que tendrás que llevar a cabo cuando vayas a comprar un coche usado.

concesionario coches nuevos renault

Antes de comprar tu coche de segunda mano, qué debes revisar

Antes de hacer la compra de un vehículo usado, deberás comprobar algunos aspectos del vendedor. Ya sea un profesional o un particular, no olvides revisar que esté al corriente de pago del impuesto de circulación. Por otro lado, también tendrás que mirar si el vehículo en cuestión tiene aprobada la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) y que los posibles cambios sobre el modelo de fábrica figuren en la ficha técnica. Evidentemente, siempre hay que comprobar el libro de mantenimiento y, si es posible, revisar las facturas de reparación y dónde se han llevado a cabo. Por otro lado, debemos tener en cuenta la antigüedad y kilometraje, aspectos que están estrechamente relacionados con el precio del coche de segunda mano que estás a punto de adquirir. Como punto último, no olvides también consultar en la Dirección General de Tráfico que ese vehículo no tenga multas o embargos.

Si decides comprar un coche usado, recuerda estos puntos

Debes saber que la compra de un vehículo usado tiene que estar detallada en un contrato de compraventa firmado por ambos, y el trámite te supondrá un desembolso de 50 euros en concepto de tasas. En este sentido, se incluye el cambio de titularidad con un plazo de 10 días para la comunicación, y 30 días para la solicitud de la transferencia por parte del comprador. En cuanto a la documentación, te será necesario el DNI, el permiso de conducción y el justificante de pago del Impuesto de Transmisiones.

Garantías en la compra de un vehículo de segunda mano

Entre particulares, la única garantía a la que está sujeta la operación contempla seis meses para ‘vicios ocultos’ escondidos en la compra. Por otro lado, comprar un coche de segunda mano a un profesional sí te dará una garantía extendida de al menos un año, aunque el plazo de esta garantía puede extenderse hasta los dos años según las condiciones. No obstante, en el contrato de compra-venta entre los dos particulares se puede contemplar una garantía por contrato, algo que también deberíamos tener muy en cuenta.