Es cierto que cada vez hay más normas de seguridad vial que nos prohíben usar dispositivos móviles y demás aparatos electrónicos mientras estamos al volante, también hay más dispositivos de vigilancia que disuaden a los conductores de usar estos elementos y los propios fabricantes de automóviles, sabiendo esto, buscan hacer la vida más cómoda y segura dentro de sus modelos con mandos en el volante, sistemas de manos libres para el teléfono e incluso con sistemas de reconocimiento de voz para manejar el navegador, la radio o el climatizador.

Las nuevos modelos evitan usar los dispositivos móviles de manera manual

Pero, a pesar de todo esto, lo cierto es que es muy común salir a la carretera y encontrarnos a gente hablando por el móvil, escribiendo por el Whatsapp e incluso algunos que van leyendo las noticias del día. Por supuesto, si estás leyendo esto mientras conduces, debo pedirte que lo dejes, por tu seguridad y la de los que circulan a tu alrededor.

Conducir

Y es que nos ha llegado un informe sobre los accidentes en Estados Unidos que resulta desolador. En el informe se recogen los datos de los accidentes registrado en el primer semestre del presente año 2015, en el que la cifra de accidentes que se han saldado con alguna vida ha aumentado en un 8,1 por ciento.

Lo más destacable es que la cifra de accidentes mortales estaba descendiendo año tras año, y choca que sea precisamente ahora, cuando los coches son más seguros que nunca, cuando se someten a numerosas pruebas de choque, etc, cuando se acabe con esta tendencia descendente en el número de personas fallecidas en un accidente de tráfico.

Desde el Departamento de Transportes de Estados Unidos creen que gran culpa de esto la tienen las distracciones de los conductores provocadas por los teléfonos móviles. Cabe decir que en Estados Unidos no hay una regulación en el uso de dispositivos móviles mientras se conduce.

Fuente: Carbuzz