Las preparaciones de los coches deportivos son siempre algo espectacular, toda una demostración de poder por parte de algunos de los mejores talleres, que son capaces de sacar más rendimiento a los motores más potentes del mercado. En esta línea ya hemos visto lo que han hecho desde Alpha N Performance con el Ferrari 488 GTB o HPerformance con el Audi TTrs de segunda generación. Y una de las marcas preferidas por los preparadores suele ser BMW, concretamente sus modelos M.

El BMW M4 de G-Power está a la altura de los mejores deportivos.

Hoy toca ver lo que han sabido hacer desde G-Power al ponerle las manos encima al BMW M4. Lo primero que han hecho es instalar una nueva centralita, desarrollada por ellos mismos, que aumenta la potencia máxima de los 431 cv originales hasta los 567 cv y sitúa el par motor en unos imponentes 720 Nm.

Gracias a estas mejoras en el motor, el BMW M4 de G-Power es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 3,8 segundos, lo que supone una mejora de tres décimas con respecto al modelo de serie, y lo iguala con el BMW M4 GTS. Además, existe la posibilidad de eliminar la limitación electrónica de la velocidad máxima, con lo que el BMW M4 de G-Power alcanza los 330 km/h, una velocidad punta superior a la que ofrece un Lamborghini Huracan.

BMW M4

Pero no sólo han querido mejorar las prestaciones del BMW M4, y desde G-Power han añadido un nuevo sistema de escape fabricado en titanio con el han mejorado el peso en 7,1 kg.

A nivel estético cabe mencionar que este BMW M4 G-Power no ha sufrido prácticamente ninguna modificación con respecto al modelo de serie que sale de la fábrica de la marca alemana. Tan sólo destacan unas nuevas llantas de 21 pulgadas de aleación ligera con las que se pretende bajar el peso total del coche.