Si, ya sabemos que hace unos meses que ha llegado la tercera generación del Audi TT, incluso su versión deportiva ya está en el mercado, el Audi TTs, y que cada vez queda menos para que conozcamos a la versión más radical del modelo de Audi, el TTRS. Y precisamente por eso, los chicos de HPerformance han querido dar un merecido homenaje a la segunda generación de este modelo.

HPerformance se despide así del Audi TTRS mk2.

Audi TTRS

Desde HPerformance han pensado que no hay mejor forma de dar un homenaje al Audi TTRS de segunda generación, que meterlo en su taller y retocarle todos los elementos posibles para hacer del deportivo alemán una bestia inigualable.

Lo primero ha sido apretar el motor hasta límites inimaginables. Han mantenido el bloque original de 5 cilindros y 2.5 litros que de serie da 340 cv de potencia y 450 Nm de par motor, un propulsor que por si mismo ofrecía unas prestaciones más que decentes, pero que no eran suficientes para la gente de HPerformance, que no han dudado en buscar sus límites para hacer que ahora sea capaz de ofrecer una potencia máxima de 750 cv y 880 Nm de par motor.

Evidentemente esta subida de potencia y de par motor no les ha resultado sencilla, pero la han logrado tras acoplar un turbocompresor GTX-35, un intercooler y una toma de aire de 90 mm. Con estos cambios el Audi TTRS de HPerformance ha pasado de ser un buen deportivo a una auténtica bestia.

Audi TTRS

Los cambios no se han quedado en esos elementos, sino que también se ha instalado una nueva bomba de gasolina, unos inyectores optimizados, el mismo sistema de frenos cerámicos que emplea el Audi R8 y un nuevo sistema de escape firmado por Clubsport.

El precio total de esta preparación es de 50.000 euros, pero desde HPerformance ofrecen un kit de potenciación por 9.999 euros que aumenta la potencia del motor hasta los 600 cv.