¿Qué pasa cuando utilizas WhatsApp mientras conduces? Muchas cosas, y el problema es que no las ves. Pero dejando la imprecisión a un lado, dejamos de mirar a la carretera y dejamos de tener las manos al volante para, como todos sabemos, retirar la atención de nuestro entorno y poner toda nuestra atención en leer y, a fin de cuentas, mantener una conversación paralela a la conducción. ¿Qué pasa si salta el airbag mientras hablas por WhatsApp?

Utilizar el teléfono inteligente en el coche supone multa y pérdida de puntos, pero eso es lo mejor que te puede pasar… cuando pasa algo. Quizá sea ese el problema, ¿no? Que algunos se acostumbran a que nunca pase nada. Y probablemente este vídeo no sirva absolutamente para nada, pero debería ayudarte a dejar de usar WhatsApp en el coche. Bueno, WhatsApp, y todo eso que haces con tu móvil… en lugar de prestar atención a la carretera.

Lo que se muestra en este vídeo –bastante estúpido- es una serie de pruebas de resistencia del iPhone 6s. Con diferentes tipos de airbag. Sí, lo hemos avisado, el vídeo es bastante estúpido. Ahora bien, en una de las pruebas se pone un dummy con cabeza de pollo sujetando el móvil mientras ‘conduce’, y se provoca la activación del airbag. ¿El resultado?

¿Quieres tu móvil incrustado en tu cabeza? No uses WhatsApp en el coche

Frankenstein era realmente feo, ¿verdad? Pues imagínate a tí mismo con tu móvil incrustado en la cabeza. Fuera bromas, la velocidad con que se despliegue un airbag, como sabemos, puede incluso llegar a matarnos si no llevamos el cinturón puesto. Y si lo llevas, pero tienes el brazo delante de la zona central del volante, te puede romper el brazo y aplastarte el pecho, o la cabeza. Si tu móvil está en el recorrido entre el airbag y tu cuerpo, el móvil te va a golpear en la cabeza.

La moraleja de este vídeo, para el que quiera ser mínimamente consciente de los riesgos de una conducción imprudente, es que no hay que usar WhatsApp en el coche. Por lo que siempre nos han contado, aquello de que perdemos la concentración, y porque si hacemos este tipo de estupideces, los sistemas de seguridad de nuestro coche no pueden cumplir con su cometido. Ahora, tú sabrás lo que haces, pero ojalá te multen si lo sigues haciendo mal.

Quizá también te pueda interesar…