Todos sabemos que Rolls-Royce es una marca de reconocido prestigio dentro de los modelos de gama alta y lujosos. Sus coches son objeto de deseo, y por calidad y precio es una de las marcas más exclusivas del mercado. Evidentemente todo el lujo y exclusividad de la marca británica no garantiza que sus modelos estén exentos de presentar fallos o problemas que hagan que tengan que hacer llamadas a revisión.

Rolls-Royce es exclusivo hasta para llamadas a revisión

Rolls-Royce Ghost

Pese a esto, lo cierto es que incluso a la hora de hacer una llamada a revisión, Rolls-Royce es única y particular. Normalmente, cuando una marca detecta algún fallo en la producción, debe llamar a revisión a un varios modelos afectados. En el caso de la marca inglesa, ha detectado un fallo en la producción, pero, lo especial está en que este problema tan solo afecta a una unidad.

Desde BMW de América del Norte, compañía matriz de Rolls-Royce, han presentado un escrito a la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras, en el que anuncian una llamada a revisión para un Rolls-Royce Ghost fabricado el 23 de enero de 2014, debido a problemas con los airbags.

El informe señala que el vehículo tiene afectados los airbags de tórax montados en los asientos delanteros, que pueden no cumplir con su cometido en caso de impacto lateral. Por supuesto, Rolls-Royce arreglará este problema de manera totalmente gratuita.

Rolls-Royce Ghost

Esta pequeña llamada a revisión, demuestra que desde Rolls-Royce se toman muy en serio su propósito de fabricar el mejor coche del mundo, algo acuñaron en 1907 con el Rolls-Royce Silver Ghost, y que continúan persiguiendo en sus modelos actuales.

Quizás también te pueda interesar: